Fernández no invitará a Maduro a su toma de posesión

Alberto Fernández tomó una decisión protocolar que permite observar los límites que impondrá a su agenda internacional: por recomendación del canciller Jorge Faurie, el presidente electo no invitará a su asunción ante la Asamblea legislativa a Nicolás Maduro, Jeanine Áñez y Hasan Rohani, los cuestionados líderes de Venezuela, Bolivia e Irán.


Hasta la ejecución de esta decisión política, era factible considerar que Alberto Fernández no invitaría a Yañez por su participación en la renuncia forzada de Evo Morales en Bolivia. Pero existían las dudas políticas respecto a Maduro y Rohani. El líder populista venezolano tiene fluidas relaciones con Cristina Fernández de Kirchner y el jefe del régimen iraní conduce un estado fundamentalista que suscribió a instancias de la vicepresidente electa un Memo sobre la AMIA que fue declarado inconstitucional por la justicia federal.

Sin embargo, las dudas se aclararon hace un par de días cuando Alberto Fernández decidió que Maduro y Rohani no fueran invitados a la ceremonia de asunción en la Cámara de Diputados. El presidente electo puso límites a su agenda internacional, pese a la cercanía política que exhibió CFK con Venezuela e Irán cuando ocupaba la Casa Rosada.