Maduro instaló una cama de oxígeno para él y para Cilia en su bunker

El dictador venezolano Nicolás Maduro adquirió una cámara «Hiperbárica» para oxigenarse en sus descansos diarios y mantenerse saludable ante la llegada del virus. Su mujer Cilia Flores también la utiliza por lo menos 1 hora por día, para cuidar su salud.


El precio de esta cámara es de alrededor de 500.000 dólares y su mantenimiento mensual puede ser superior a los 5000 $ dependiendo del uso que se le dé. Es una herramienta utilizada más que todo para oxigenar el cuerpo y evitar el envejecimiento.

La terapia de hiperbárica consiste en respirar oxígeno en una cámara cerrada, en la que la presión atmosférica se eleva hasta tres veces más que la normal. En estas condiciones, los pulmones pueden respirar hasta tres veces más oxígeno de lo que sería posible respirar bajo la presión normal del aire.

Patel explica que los tejidos del cuerpo necesitan un suministro adecuado de oxígeno para funcionar. Cuando el tejido se lesiona, puede requerir más oxígeno para sanar. «La terapia con oxígeno hiperbárico aumenta la cantidad de oxígeno disuelto en la sangre». Un aumento de oxígeno en la sangre puede mejorar el suministro de oxígeno para la función de los tejidos vitales y ayudar a combatir una infección o reducir lesiones.

Es Caracas