Wilmer Ruperti defiende su respaldo: “Maduro es el presidente de Venezuela”

Un controvertido magnate naviero que suministra gasolina a su Venezuela natal dijo que hará lo que sea necesario para evitar que la escasez de combustible empeore una explosión social que advierte que podría ser peor que cualquier cosa causada por la pandemia COVID-19 en el país sudamericano.


Wilmer Ruperti dio su primera entrevista en años después de que The Associated Press informara a principios de este mes que su compañía, Maroil Trading Inc., estaba comprando gasolina que la mayoría de las compañías se niegan a vender al país socialista en bancarrota y fuertemente sancionado. Dijo que los primeros 300,000 barriles llegaron la semana pasada y otros 1 millón están en camino.

Rechazó las críticas de que está lanzando un salvavidas a Nicolás Maduro y dijo que la administración Trump es consciente de lo que describió como «trabajo humanitario». Dijo que su objetivo es aliviar el sufrimiento de los venezolanos regulares atrapados en medio de un enfrentamiento de 16 meses entre Maduro y el jefe del congreso, Juan Guaidó, a quien Estados Unidos y unas 60 naciones reconocen como presidente interino.

Es Caracas