Suministro de gasolina disparó el precio del combustible hasta 4,5 dólares el litro

“Compro gasolina”. En los últimos días, esta es la frase que suele leerse en estados de WhatsApp de habitantes del estado Bolívar. Después de más de un mes de restricción en el suministro de gasolina en la entidad, la mayoría agotó sus reservas. A pesar de que continúa la cuarentena por la pandemia de COVID-19, el dinero también se agotó y buscan la manera de mantenerse activos.


Si bien el suministro de gasolina se supone que es solo para sectores prioritarios, como personal de salud, sector alimentación, medios de comunicación, seguridad, limpieza, servicios básicos, trabajadores de empresas básicas e instituciones públicas que formen parte del plan de contingencia, la reventa de combustible no cesa. Al contrario, empeoró.

“El precio de la gasolina va a depender de quién te la venda. Hay de 1, 2, 3 y 4 dólares el litro. Eso depende del estafador”, dijo una fuente que prefiere resguardar su nombre.

Ciertamente, los primeros días la venta clandestina de combustible se mantenía entre 10 y 20 dólares por un bidón de 20 litros. Al mismo precio en que la vendían desde mayo del año pasado cuando comenzó la crisis de combustible en el estado Bolívar.

“La última vez que compré fue una semana después de que comenzó la cuarentena, y la pagué a 1,5 dólares el litro”, comentó esta misma fuente.

Ahora, cada litro lo ofrecen a la venta hasta en 4 y 4,5 dólares el litro. Un lujo que no todos se pueden dar.

Es Caracas